Cómo hacer pollo o pollipavo al horno

Cada Navidad o Año Nuevo a las 12 de la noche los peruanos solemos degustar en familia una cena que tradicionalmente está compuesta por pavo al horno (costumbre que hemos importado de la cena de Acción de Gracias norteamericana) o por chancho al horno (lechoncito, pierna de cerdo, etc.). Sin embargo, optar por el chancho hace que nos veamos obligados a prescindir de saborear la consabida taza de chocolate al que nos hallamos acostumbrados desde niños y cuya presencia en la cena navideña y en la cena de año nuevo es ineludible. Por eso en los últimos años una tercera opción ha venido ganando la preferencia de nuestra población: el pollipavo o pollo roaster.

El pollipavo no es –como algunos pudieran pensar- el producto del cruce entre una gallina y un pavo (o de un gallo y de una pava), sino que es el nombre que los especialistas del marketing han dado a un pollo de tamaño superior al promedio que en otros lugares se conoce como pollo roaster (o pollo para asar). Con la denominación de pollipavo han buscado cubrir un nicho de mercado importante en estas fiestas constituido por aquellos que no desean o no pueden consumir pavo pero quieren cumplir con la tradición. Y vaya que lo están logrando.

Así, mientras el peso promedio del pollo que consumimos cotidianamente los peruanos es algo más de dos kilos, un pollipavo tiene un peso que oscila entre cuatro y cinco kilos.

Obviamente su comercialización ha tenido gran aceptación debido a que los peruanos somos consumidores habituales de pollo, muchos no gustan de la carne de pavo y además el costo del pollipavo es más económico (el kilo de pavo está bordeando los 12 soles con lo cual un pavo de 10 kilos para la cena navideña no baja de 120 soles, mientras que de pollipavo cuesta 8 soles con lo cual un pollipavo de 5 kilos está a disposición de las familias peruanas por 40 soles).

Vista así las cosas, en muchos hogares peruanos se consumirá esta Noche Buena y este Año Nuevo una tradicional cena de pavo, en otros muchos hogares se consumirá lechón o chancho al horno, y en otro gran sector se consumirá pollipavo o pollo al horno.

Es por eso que en esta oportunidad vamos a ocuparnos de una receta casera muy sencilla, fácil de realizar, que hará que en estas fiestas nuestra cena esté a la altura de las circunstancias: pollipavo al horno (o pollo al horno).

I) INGREDIENTES

  • 1 pollipavo (pollo roaster) de cuatro a cinco kilos. Opcionalmente puede utilizarse pollos normales de dos kilos (si los comensales van a ser pocos).
  • Zumo de limón o naranja
  • 50 gr. de mantequilla
  • Aderezo casero (sal, pimienta, comino, 2 cucharaditas de sillao, zumo de limón o naranja) o un aderezo preparado que venden en las bodegas y mercados.
  • Pisco o cerveza negra (opcional)
  • Caldo de pollo (puede ser caldo de las menudencias que normalmente trae el pollipavo, o un caldo de cubito como Maggi, Knorr, etc.)

II) PREPARACION

1. El pollipavo viene congelado. El primer paso entonces es descongelarlo. No es bueno hacerlo con agua caliente o tibia porque puede alterarse el sabor. Es mejor dejarlo embolsado en un tazón o bol de cinco a seis horas (se recomienda una hora por kilo). Si vamos a hacer la preparación con pollo fresco saltamos este paso.

2. Una vez descongelado el pollipavo retiramos la bolsa que lo cubre.

3. Puede ser que al interior del pollipavo exista una bolsita con las menudencias del ave, si es así hay que retirarlo y con esas menudencias se puede hacer un caldo que no sólo podremos consumir sino que también nos servirá para preparar el pollipavo al horno (esto obviamente es opcional, porque siempre podremos utilizar caldo de cubito e incluso agua).

4. Un punto importante es el secado del pollipavo. Como acaba de ser descongelado se encontrará completamente húmedo. Hay que secarlo por dentro y por fuera con papel toalla o con un trapo limpio.

5. Ahora sí empezamos con la preparación. Y para eso lo que hacemos es elaborar el aderezo casero mezclando sal, pimienta, comino, sillao y zumo de limón o naranja, al gusto. Este es un aderezo básico, es suficiente para el horneado, pero cada uno puede añadir los ingredientes que desee (por ejemplo: ají panca molido o en polvo, ajo molido, tomillo molido, orégano, etc), pero en este caso será conveniente licuar los ingredientes. Obviamente, puede alternativamente utilizarse un aderezo preparado de aquellos que se venden en hipermercados y bodegas.

6. Una vez que tengamos el aderezo lo untamos en el pollipavo por dentro y por fuera. Si tenemos una jeringa de cocina procuremos inyectarlo en diversas zonas del ave. Si no tenemos jeringa podemos hacer pequeñísimas incisiones en la carne (pecho, muslos, etc) y embadurnar el aderezo en ellas.

7. Llevamos el pollipavo a la refrigeradora y lo dejamos allí por varias horas para que vaya macerándose hasta que sea hora de hornearlo.

8. Cuando sea hora del horneado retiramos el pollipavo de la refrigeradora y lo untamos con la mantequilla. Es recomendable que la mantequilla haya estado a temperatura ambiente (no en la refrigeradora) para que pueda ser fácilmente aplicada sin formarse grumos. Opcionalmente puede utilizarse margarina, o un poco de aceite oliva.

9. Colocamos el pollipavo en una fuente de hornear y añadimos en la fuente un poco de caldo de pollo (si no hay niños en casa se puede agregar también un poquito de pisco o cerveza negra).

10. Precalentamos el horno a 180 grados por espacio de 10 a 15 minutos.

11. Mientras el horno se precalienta cubrimos el pollipavo por encima con papel aluminio. Esto es importante porque el horneado va a durar sus buenas horas y existen zonas del pollo que se cocinan con más rapidez que otras (por ejemplo las alas y la piel) y que por ende muchas veces terminan quemadas. El papel aluminio evita eso.

12. Cuando el horno esté caliente metemos la fuente con el pallipavo cubierto por encima con papel aluminio y horneamos según el peso del ave. Lo normal es de 30 a 35 minutos por kilo de pollo. Así, si el pollipavo tiene cinco kilos el tiempo promedio de horneado será de 2 horas y media a 3 horas, minutos más, minutos menos.

13. Mientras se hornea el pollipavo se recomienda que cada 20 o 30 minutos se lo bañe con el caldo de pollo para mantenerlo jugoso. Para eso retiramos el papel aluminio y rociamos el líquido sobre la carne. Luego volvemos a cubrir con el papel aluminio.

14. Faltando más o menos 30 minutos para el tiempo promedio de horneado retiramos el papel aluminio para que el pollipavo empiece a dorarse. Es recomendable también que cuando veamos que una parte del ave está dorada y otra no lo volteemos con cuidado para que el pollipavo adquiera un dorado parejo.

15. Una vez que el pollipavo esté cocido y dorado, apagamos el horno y retiramos la fuente.

III) COMO SERVIR EL POLLIPAVO AL HORNO

16. El pollipavo horneado no debe servirse de inmediato porque está impregnado de jugo. Debe dejarse reposar entre 20 y 30 minutos por lo menos. Luego de eso se puede proceder a realizar los cortes de presa respectivos.

17. Como se trata de una cena navideña o de fin de año, puede servirse con el tradicional puré de manzanas, o con una ensalada de manzanas, una ensalada césar, la peruanísima ensalada rusa, etc. Y los que creen que sin arroz una cena no es cena, pueden agregar arroz blanco, arroz árabe, etc.

¡Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo!.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here